El Gobernador de Nariño, Jhon Rojas, se reunió con la Superintendente Nacional de Servicios Públicos, Natasha Avendaño, para abordar temas relacionados con la prestación de servicios públicos domiciliarios, procesos de control, atención de quejas y reclamos y perspectivas de desarrollo en la región.

El Gobernador de Nariño, Jhon Rojas, se reunió con la Superintendente Nacional de Servicios Públicos, Natasha Avendaño, para abordar temas relacionados con la prestación de servicios públicos domiciliarios, procesos de control, atención de quejas y reclamos y perspectivas de desarrollo en la región.

En el encuentro se plantearon acciones puntuales para el mejoramiento de la prestación de los servicios de energía, acueducto, gas domiciliario, aseo y recolección de basuras, además, del control efectivo a las empresas. Así mismo, se planteó, una capacitación y actualización en normatividad legal y responsabilidad frente a los usuarios; también, procesos de capacitación para las asociaciones y juntas administradoras de acueductos que operan en el sector rural del Departamento de Nariño.

«Durante la reunión, la Superintendente nos actualizó sobre los procesos que cumple la Superintendencia en el control a las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios en Nariño. Le hemos solicitado la capacitación que nos permitirá avanzar en el fortalecimiento de nuestro Plan Departamental de Aguas. Nuestra prioridad es promover que en todo el Departamento la comunidad cuente con agua potable y optimización de los servicios públicos», indicó el Mandatario Departamental.

Por su parte, la Superintendente Nacional de Servicios Públicos, Natasha Avendaño, presentó un balance de las acciones que cumple la entidad en la región e indicó que una de las principales actividades es el control a las empresas, porque en la temporada de aislamiento preventivo, la Superintendencia recibió una importante cantidad de quejas.

«Las inconformidades de la ciudadanía son asociadas a la pandemia, al confinamiento que se vivió durante varios meses en el que algunas empresas tomaron la decisión de facturar el consumo promedio, hecho que motivó varias quejas ante la Superintendencia de Servicios Públicos; incluso, hay un proceso de investigación abierto para determinar si hubo violaciones al régimen de servicios públicos y afectación a los derechos de los usuarios, para determinar las sanciones en contra de la empresa», manifestó la funcionaria.

¡Mi Nariño, en defensa de lo nuestro!

Ir al contenido