Con una inversión que asciende a los $1.477 millones, provenientes del Sistema General de Regalías, se inició el proyecto de construcción de placa huella que beneficia a los habitantes de las veredas El Quemado, San Francisco de Payan, Pueblo Alto y La Ensillada, pertenecientes al Resguardo Indígena de Males del Municipio de Córdoba.

Se trata de un proyecto de carácter regional para las familias campesinas que comercializan sus productos a través de esta vía que comunica a los municipios de Potosí y Puerres.

“Provengo de una familia de origen campesino y por eso sé lo importante que es contar con vías adecuadas, que permitan sacar los productos hacia los mercados. Hoy estamos muy complacidos de iniciar este proyecto de placa huella que beneficia a las comunidades de 4 veredas en el Municipio de Córdoba. Seguiremos trabajando en lo que denominamos vías para el desarrollo”, indicó el Gobernador de Nariño, Jhon Rojas, tras poner la primera piedra del proyecto.

Por su parte, la Gobernadora del Resguardo Indígena de Males, Laura Flórez, destacó el trabajo desarrollado por la Gobernación de Nariño, a través de la Secretaría de Infraestructura y Minas del Departamento de Nariño, que ha agilizado los proyectos de impacto regional, como son las placas huella para el sector rural.

“Estas obras generan desarrollo a las comunidades campesinas puesto que posibilitan que la comunidad cuente con mejores vías para sacar sus productos. Estamos muy agradecidos con el Gobernador de Nariño porque vemos en él un hombre comprometido con el campo, con las comunidades indígenas y su desarrollo”, señaló la lideresa indígena.

Finalmente, el Secretario de Infraestructura de Nariño, Mario Enríquez Chenas, destacó que el proyecto contempla la construcción de un kilómetro de placa huella, el cual se desarrollará por tramos, tendrá un plazo de ejecución de 3 meses y está a cargo del Consorcio Vías Nariño.

¡Mi Nariño Conectado, en defensa de lo nuestro!