Se firmó en el departamento de Nariño el Plan Integral para la implementación de la Política Paz con Legalidad como la carta de navegación interinstitucional para la sustitución voluntaria entre la comunidad y los gobiernos departamental y nacional, logrando apoyar iniciativas productivas en Buesaco, La Cruz, Tablón de Gómez, Samaniego y tres nuevas iniciativas para cordillera y el pacífico.

“La voluntad de las comunidades en Nariño es sustituir los cultivos de uso ilícito, hoy tenemos experiencias exitosas en café, aguacate y limón. El departamento de Nariño le apuesta a la sustitución a través de Acuerdos de Raíz, cuatro municipios adelantan proyectos productivos con legalidad. El Departamento le ha apostado a la paz, Nariño requiere la sustitución y apoyo integral en este propósito”, manifestó el Gobernador de Nariño, Jhon Rojas.

Por su parte, el Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Juan Carlos Vargas, reconoció la riqueza del Departamento en materia ambiental, biodiversa, étnico cultural y de su gente. Además, manifestó que lastimosamente Nariño ha padecido los azotes del conflicto y la violencia, por eso, el compromiso del Gobierno Nacional es la consolidación de la Política de Paz con Legalidad, con la suscripción del Plan Integral para mejorar las condiciones de bienestar para cada uno de los habitantes de esta región.

“Nuestra propuesta es comercializar y transformar todo lo que es el derivado del coco porque estamos seguros que por medio de estos proyectos, podemos brindar desarrollo sostenible a nuestras veredas, municipios y porque no de Colombia. Apostarle a la sustitución, es apostarle al cambio, apostarle a la paz, apostarles a los jóvenes, pues con esas nuevas iniciativas beneficiará a nuestras familias”, manifestó Diego Mauricio Castillo.

Esta estrategia se fundamenta en articular y fortalecer en términos de eficiencia y eficacia las inversiones e intervenciones en los territorios, resultado de la oferta del Estado, la cooperación internacional y la empresa privada, orientada hacia la sustitución voluntaria a través de mecanismos de desarrollo alternativo como respuesta a la voluntariedad de las comunidades.

Mi Nariño, es lo Nuestro

Ir al contenido