El Gobernador de Nariño, Jhon Rojas, rechazó de forma categórica el accionar de grupos armados que, en la zona de cordillera y otras zonas del departamento de Nariño, presionan a las comunidades para que salgan a manifestarse a los centros poblados y soliciten la salida del Ejército Nacional.

El mandatario expresó qué, este fenómeno se viene presentando en distintos municipios de la cordillera y aseguró que estos hechos provocan zozobra entre la comunidad; además, denunció que los grupos armados están usando a la población civil cómo escudo.

Así mismo, aseguró que desde la Gobernación del departamento de Nariño y con la institucionalidad, se ha previsto mantener la presencia del Ejército y la Policía en estos sectores e informo que existe diálogo permanente con las comunidades y los alcaldes de la zona a fin de garantizar la seguridad de los habitantes y también de cumplir con lo previsto en las alertas tempranas emitidas por parte de la Defensoría del Pueblo.

El Gobernador de Nariño advirtió que esta problemática ya fue puesta en conocimiento a nivel nacional puesto que amerita el concurso de la Nación para hacer una presencia integral del Estado en esta región y atender las necesidades de la población en temas como salud, educación, vías, oportunidades de desarrollo y sobre todo seguridad.

De igual forma, el mandatario de los nariñenses indicó que la cooperación internacional conoce el tema que desata una crisis humanitaria, debido al riesgo que representan estas acciones de los grupos armados ilegales contra la población civil.

¡Mi Nariño, en defensa de lo nuestro!