En la vereda Cruz de mayo que comunica el municipio de Ancuya con Guaitarilla, se presentó movimiento en masa tipo deslizamiento rotacional de gran magnitud. El fenómeno se encuentra activo y el material amenaza con un flujo torrencial que lleva a su paso rocas y sedimentos que se desplazan rápidamente en armonía con el agua.

Gracias al trabajo articulado entre la Gobernación de Nariño, la Dirección Administrativa de Gestión del Riesgo, el Batallón de Ingenieros, la Defensa Civil y los Bomberos, se logró la evacuación preventiva y se adelantan acciones para la atención de las familias afectadas. Al momento la comunidad no cuenta con energía eléctrica, se han afectado cultivos y se han perdido dos acueductos rurales por las líneas de conexión.

El Director de Gestión del Riesgo de Nariño, Jader Gaviria expresó: “Concentramos esfuerzos para atender de manera inmediata la emergencia que se presenta en esta temporada de lluvias desde el municipio de Ancuya. La maquinaria amarilla de la Gobernación de Nariño y el Ejército realizarán labores para despejar la vía”.

En horas de la mañana del 10 de marzo, se hará entrega de ayudas humanitarias a la población; el Plan de Agua de Nariño hará una visita técnica para habilitar abastecimiento temporal de agua potable e iniciar proyecto para nuevo acueducto. Por su parte, la Secretaría de Agricultura del Departamento apoyará a la UMATA para definir acciones por la pérdida de varios cultivos.

Finalmente, la Subsecretaría de Minas y Energía hará seguimiento a CEDENAR para restaurar el fluido eléctrico en la zona. Además, el IDSN brindará apoyo psicosocial a la comunidad afectada por la situación.

Desde el territorio, se continúa trabajando para brindar una atención eficiente y oportuna para atender la emergencia a causa de las fuertes lluvias que persisten en el territorio.

¡Mi Nariño Seguro, en defensa de lo nuestro!

Ir al contenido