En el municipio de Barbacoas en el sector Peña del Maidel, integrantes de la Mesa Departamental de Desaparición, junto al Gobernador de Nariño, Jhon Rojas, entregaron a familiares de víctimas de desaparición un campo santo, donde según investigaciones y testimonios reposan los cuerpos de algunas personas desaparecidas.

El mandatario departamental agradeció a las diferentes instituciones que hicieron posible la intervención y destacó la importancia de este sitio como símbolo de paz y reconciliación. “Es muy importante que las futuras generaciones conozcan lo que ha traído la violencia y esta guerra que ocurrió en el municipio de Barbacoas, donde cerca de 242 personas fueron víctimas de desaparición y donde muchas perecieron. Como víctima de conflicto, comprendo el dolor en sus testimonios, hace 26 años perdí a mi padre por la violencia. Por esto, tengo un compromiso mayor como Gobernador para dedicar los esfuerzos institucionales para que ustedes como familias de personas desaparecidas tengan paz y conozcan la verdad”, indicó el Gobernador de Nariño, Jhon Rojas.

Este emotivo acto contó con la presencia de los familiares de las víctimas, quienes dieron su testimonio y resaltaron la importancia de esta clase de eventos para encontrarse, no perder la esperanza y seguir luchando para que las madres encuentren a sus hijos o esposos, y que todas las personas que están desaparecidas regresen al seno de su hogar.

El Departamento de Nariño, tiene más de 3.000 víctimas de desaparición forzada por causa del conflicto armado. Desde la Mesa Departamental de Desaparición se lidera en conjunto con asociaciones de víctimas un trabajo interinstitucional para que se haga justicia y se conozca la verdad .

¡Mi Nariño, en defensa de lo nuestro!