Gobernación de Nariño avanza en procesos en defensa de la vida de las mujeres. A través del trabajo articulado con la administración local e instituciones como ONU Mujeres, UNHCR ACNUR, PDT Nariño, FUNDEAS y la AECID se oficializo la apertura de manera simbólica de la Casa Albergue de acogida, proceso que permitirá la atención integral para las mujeres de los 64 municipios de Nariño que son víctimas de Violencias Basadas en Género -VBG en riesgo de feminicidio.

Se manifiesta un logro inmenso a través de la medida de protección, entre tanto las instituciones con el acompañamiento de lideresas y organizaciones, avanzan en el trabajo por minimizar los tipos de violencia que se registran en el territorio. “Hoy se hace realidad este sueño, unidas alrededor de propósitos como este, dirán que las mujeres somos capaces de crear, de construir y de transformar, porque la casa refugio no es solamente el espacio físico, es el espacio cargado de amor, de ternura, de apañamiento a esas mujeres víctimas de violencia basada en género”, indicó Flor Finlay, lideresa de las mujeres.

Se informa a la comunidad en general, que la Casa no está dispuesta en cualquier circunstancia, sino, para casos extremos donde la vida e integridad de la afectada y su núcleo más cercano, es decir sus hijos, este en alto riesgo de feminicidio. Se establece según los lineamientos, que la Comisaria de Familia, un Juez de familia, Juez Promiscuo Municipal, Juez de Garantías o la Autoridad Indígena cuando corresponda, son las únicas entidades con la facultad de expedir la medida de protección en el albergue.

El ingreso a la misma, dependerá entonces del nivel de riesgo y el cumplimiento de los protocolos establecidos de permanencia en donde se desarrollarán acciones de atención médica, psicológica, jurídica y educativa para las mujeres y sus hijos; además, del desarrollo de un plan de trabajo según las necesidades. Se garantiza también, alimentación, transporte, hospedaje, ropa de cama, suministro de materiales de aseo, limpieza y bioseguridad, accesibilidad de materiales, piezas e infraestructura para mujeres con discapacidad.

Al término del acompañamiento integral, se realizará seguimiento de 6 meses en cada uno de los casos, buscando la garantía del cumplimiento de derechos, la no revictimización o repetición de los actos violentos en su contra.

En defensa de la vida, la integridad y buscando la eliminación de todo tipo de violencia en contra de las mujeres de Nariño, seguimos promoviendo espacios y trabajando por un Nariño incluyente y en paz.

¡Mi Nariño Incluyente, en Defensa de lo Nuestro!

Ir al contenido