De acuerdo con el reporte más reciente del Instituto de Estudios Ambientales y Meteorológicos – Ideam, en julio inició la temporada de menos lluvias para el departamento de Nariño, lo que significa una reducción considerable de las precipitaciones. Dicha baja se presentará hasta mediados de septiembre.

Balance de la 1 Temporada de Lluvias en Nariño:

Entre el 1 de marzo y el 30 de junio de 2021, se registraron 127 eventos o emergencias en 53 municipios, de los cuales 100 corresponden a deslizamientos, 24 inundaciones, 2 erosiones costeras y 1 granizada. En este periodo de lluvias 1279 familias resultaron damnificadas con afectaciones en su vivienda y 1023 productores afectados por pérdida de cultivos.

Desde la Dirección Administrativa de Gestión del Riesgo de Desastres -DAGRD, se coordinó la atención a las familias afectadas, tanto en la respuesta inmediata como en acciones para su atención y recuperación a través de la ‘Declaratoria de Calamidad Pública Departamental’ que permitió al Gobierno Regional y a los municipios desarrollar un Plan de Acción Específico con el apoyo de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo – UNGRD y con recursos de la Gobernación de Nariño.

De esta forma, se atendieron 2.469 familias con ayuda humanitaria de emergencia consistente en alimentos y kit de aseo. Se gestionaron 202 subsidios de arrendamiento para evacuación preventiva de familias que habitan zonas de riesgo y se entregaron materiales para reparación para 200 viviendas en 11 municipios del Departamento. Con el apoyo de la UNGRD y USAID BHA se logró el alquiler de maquinaria amarilla para intervenir tramos viales afectados como el sector norte y la subregión sabana.

Es importante mencionar que, frente a la temporada de menos lluvias, la DAGRD, ha hecho un llamado a las entidades, comunidad y Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres con el fin de mitigar y reducir la generación y propagación de incendios en cobertura vegetal; implementar medidas ante las heladas agrometeorológicas (descenso significativo de las temperaturas mínimas); desarrollar acciones de preparación ante posibles sequías, desabastecimiento de agua potable y vendavales, eventos a los que se encuentran expuestos los sectores agropecuario y forestal, transporte, agua y saneamiento, ambiente, salud y energía. En Temporada de Menos Lluvias, reducir el riesgo es tarea de todos.

¡Mi Nariño Seguro, en defensa de lo nuestro!

Ir al contenido