El Gobernador de Nariño, Jhon Rojas, junto al Alto Consejero Presidencial para la Estabilización y Consolidación, Emilio Archila, participó de la reunión institucional de la Comisión de Paz del Senado que se realizó en el Municipio de Samaniego, en la que se presentó la oferta institucional como alternativa para consolidar la paz en este territorio.

El Mandatario Departamental, destacó la necesidad que desde el Gobierno Nacional se tomen acciones contundentes para frenar los asesinatos en este municipio, como lo ocurrido el 15 de agosto de 2020, en donde perdieron la vida 8 jóvenes, hecho del que aún no se tiene claridad.

“Este es un territorio que ha sufrido bastante los efectos del conflicto, obligándonos de manera incansable a trabajar por la paz. Con una inversión institucional, en vías, educación, deporte y todas las iniciativas para el mejoramiento de la calidad de vida, derrotaremos a los violentos. Exigimos que se esclarezcan los hechos y se tomen acciones contundentes contra los violentos que siembran muerte en nuestro territorio; las familias de los jóvenes asesinados y de todas las víctimas piden justicia”, indicó el Gobernador de Nariño, Jhon Rojas.

Por su parte, el Alto Consejero, destacó la importancia del trabajo que se viene realizando desde la Administración Departamental y los compromisos que se adquirieron después de la reunión, en la que se proyecta la elaboración de la Política de Paz con Legalidad para el municipio de Samaniego, que se utilizará como un piloto, para posteriormente convertirlo en una política para todo el Departamento.

Nubia Chamorro, representante de la mesa municipal de víctimas de Samaniego, expresó que se pide una investigación contundente de la masacre y que no quede impune, además, que se solicita oportunidades sociales especialmente para los jóvenes.

Los Senadores, Rodrigo Lara, Miriam Paredes, Guillermo García Realpe y quienes estuvieron presentes en la reunión, resaltaron la importancia de no olvidar el hecho luctuoso ocurrido el año pasado y realizar acciones en el municipio, especialmente en inversión social y apoyo a las víctimas, con miras el mejoramiento de las condiciones sociales y de vida en la lucha contra la violencia.

¡Mi Nariño, en defensa de lo nuestro!